domingo, 2 de noviembre de 2008

Dia 9(1-8-2007): Como cruzar Croacia en un dia



Tengo que comenzar diciendo que esa noche yo apenas dormí, las razones son varias:
Primero el hostal con literas altísimas y sin protección, además de eso el señor Fer paso una de sus noches roncadoras y los americanos que llegaron borrachos y haciendo ruido cuando se tranquilizaron empezaron a sufrir los ronquidos de Fer, así que se pusieron a comentarlo y a hacer ruidos para que se callase, al final se durmieron... pero yo no pegue ojo en casi toda la noche.

Así a las 6 de la mañana estábamos despiertos y nos fuimos a la estación de bus, yo que iba con gafas, dormido y con mis dos mochilas(la grande detrás y la de delante pequeña por lo que no veía nada de la parte inferior delantera) así que de repente aparecieron unos pilones para no aparcar y yo salte uno pero no el siguiente... eso me hizo un bocadillo en el músculo que me dejo medio cojo todo el día!(el día que mas andamos casi!)

Así que llegamos a la estación de bus con intención de salir prontito a los lagos Plitvice que había dicho que es lo mas bonito de Croacia, el caso es que el primer bus que salía hacia allí estaba lleno... por lo que tuvimos que esperar una hora para que saliese el siguiente, al menos así desayunamos algo mejor y nos entretuvimos viendo a las palomas que vivían en la estación de bus.

Esperando en la estacion

Llegada la hora nos bajamos al anden y nos hicieron el timo croata, que consiste en que tu pagas tu billete... pero tienes que pagar un "impuesto revolucionario" por las maletas (de un euro mas los 11 de antes el viaje eran 12 euros) lo que suele provocar un malestar generalizado en la gente.
Pero bueno... menos eso el viaje era de unas 3 horas hasta los lagos, de los cuales dormí casi todo el viaje.
Al llegar allí después de unas pequeñas dudas sobre la parada(no es que tuviese una gran señalización) llegamos a la primera zona donde había un self-service donde aprovechamos a comer pues era ya buena hora.
Comimos y nos fuimos a la entrada, allí nos planteamos seriamente en colarnos pues es algo no muy complicado pero al final decidimos ser legales y pagar la entrada pasándonos todos como estudiantes(Fer y yo con carné universitarios, Javi el joven e Ismael con el de alberguista!!).
Nos mandaron al hotel que había cerca para dejar las mochilas por un módico precio(un poco mas de un euro por cada una... mira que es caro ir por Croacia con bultos!).
Nos informamos de las posibilidades de ir hacia la costa desde allí, la primera idea había sido ir a Split directamente pero al perder el primer bus nos quedaba muy poco tiempo así que decidimos ir a Zadar a las 17:20.

después de eso entramos en el parque natural de los lagos de Plitvice, había varias excursiones de diversa duración y nos decidimos por la primera, mas corta y mas adelante ya se vería. Esta primera empezaba por cruzar uno de los lagos grandes en una barquita, de camino al embarcadero nos pusimos a hablar con unos catalanes que me hicieron una coña con Milito(Traspasado ese verano al Barça, y yo llevaba una camiseta del Zaragoza)y es que para variar el lugar estaba lleno de españoles!

Esperando a la barca

Nada mas llegar nos impresiono el color y la claridad del agua del lago que íbamos a cruzar, nos metimos en la barca y cruzamos al otro lado, allí comenzamos a andar por un camino hecho de madera porque la vegetación era una pasada, es una selva de bosque continental por la que corren varios arroyos de agua haciendo crecer la vegetación a niveles impresionantes.

Ejemplo de aguas cristalinas

Pasarela por los riachuelos

Pequeñas cascadas

Ejemplo de frondosidad


Así pues fuimos andando(yo cojeando mas bien por el bocadillo de primera hora de la mañana) descubriendo cada vez parajes mas increíbles, lagos grandes y pequeños con aguas cristalinas y miles de peces en ellos.
Durante el recorrido que hicimos acompañamos a una mujer mayor española que se había perdido y un niño me pego en la mano y después se cayo al suelo(así de literal, no le di sin querer sino que fue el niño mismo quien le dio a mi mano).

Otro laguito

Arroyos bajando por el bosque

Mas lagos

Esperando el trenecito

Después de hacer el primer recorrido que es a las orillas de los lagos fuimos al segundo que es por la parte mas alta, esperamos al trenecito que llevaba de recorrido al inicio. Desde el segundo recorrido se pueden apreciar mas los colores de los lagos que según su suelo pasan de azul a verde turquesa increíble, también hay una zona de grutas bastante curiosas.

Vistas de los lagos

Ahora sin mi

La gruta


Después de varias horas andando, yo la verdad es que no podía andar mas, mi músculo estaba en los limites y además se estaba haciendo la hora para ir a por el bus.
Así que nos volvimos, recogimos las mochilas y nos fuimos a esperar al bus hacia Zadar.

La verdad es que la parada no parecía muy segura, y el bus se retrasaba... así que un hombre con una camioneta nos dijo que el nos llevaba a Zadar, eso si... 100 euros los 4, mas del doble de lo que valía el bus, pero al final decidimos esperar el bus que llego al poco y nos fuimos hacia la costa!

Llegamos a final de tarde a Zadar y sin poner el pie en el suelo nos empezaron a acosar las abuelas con sus habitaciones, al final nos convenció una abuela que por 10 euros nos ofrecía una casa con 2 habitaciones, salón y baño, según ella a 15 minutos de la playa. también quedamos que nos llevaría al día siguiente a la estación de bus. Todo esto nos lo contó la hija que era la que hablaba ingles claro XDDD

Así que nos fuimos en el coche de la hija(algo apretados)hasta la casa, que simplemente era la parte de abajo de una casa de campo. No estaba mal, tenia una lavadora y cocina. Así que nos fuimos a un súper que había a 5 minutos a comprar algo para hacer unos espaguetis y bebernos el vino esloveno(que era malísimo).

Cenando en "nuestra casa"

Después decidimos ir a darnos un baño a la playa... pensábamos que estábamos mas cerca y nos fuimos con nuestra pinta de Güiris totales.
El caso es que nos costo como 25 minutos a buena marcha y nos dimos cuenta de que hacia un poco de viento como para darnos un baño, así que llegamos al centro de la ciudad que había que cruzar... y fuimos el centro de todas las miradas porque mientras nosotros íbamos de playa, allí todo el mundo iba de punta en blanco :S todos súper elegantes y todo llenísimo de gente(y de tías tremendísimas).

Nuestras pintas de gïris

Torre de Zadar


Cruzamos todo el centro de la ciudad para llegar al famoso "órgano de mar" de Zadar, que es un complemento a su paseo marítimo compuesto de tubos que dan al mar y con las olas hacer diferentes sonidos similares a los que puede hacer un órgano.

Oyendo el órgano de Mar
video
Después de dar una vuelta decidimos que nos sentíamos demasiado ridículos como para quedarnos allí mas tiempo y nos volvimos a "nuestra casa" a la cual nos costo otros 25 minutos llegar y eso que íbamos rápido! Llegamos y nos fuimos a dormir porque el día había sido duro.

miércoles, 9 de enero de 2008

Dia 8(31-7-2007): El dia que abandonamos Eslovenia.


Ese día nos despertamos prontito y sin mucho dolor de cabeza, fuimos a recepción y después del cachondeo con la recepcionista (que nos había cobrado el día anterior) volvimos a dejar las mochilas en un cuarto que había. Nos fuimos andando hasta la estación de autobuses que estaba a unos 40 minutos mas allá del centro.
Sacamos los billetes hacia Bled y esperamos al bus. El viaje hasta Bled(6:30 euros i/v) se hizo bien, dormimos un poco, vimos como mejoran las carreteras de Eslovenia y viendo ya el paisaje de montaña llegamos al pueblo de Bled.
Al poco de bajar del autobús llegamos a ver una panorámica del lago con las montañas a los lados, el castillo en lo alto, la isla en medio de las aguas cristalinas y la verdad es que impresiona bastante.



Vistas del castillo encima del lago



Ejemplo de lo cristalinas que eran las aguas


Nos acercamos a la orilla y vimos a los peces, los patos y sobretodo un cartel de prohibido bañarse, di que tampoco hacia muchísimo calor por esos lares, así que no nos importo demasiado.
Después de pasear un poco por allí decidimos subir al castillo por unas sendas la mar de majas(aunque he oído que lloviendo son un peligro) por el medio del bosque.



Parte final de la senda



Después de caminata se llega a un castillo bien conservado encima del lago que lo mejor que tiene sin duda son las vistas. allí estuvimos un buen rato recreados con las vistas, visitando un pequeño museo que tenían allí e incluso compramos vino Esloveno(lo que valía la pena era la botella porque el vino...).



Vistas desde el castillo del lago y su isla


Armadura en el museo

yo mismo y las vistas


Fer en el interior del castillo



Acabada la visita del castillo nos bajamos en busca de algún tipo de comida, nos compramos unos bureks en una panadería donde atendía una dependienta muy guapa pero igual de borde(con un curioso tatto de flores en el cuello). Nos comimos el burek echados en la orilla del lago y allí nos quedamos descansando. después fuimos a una cafetería de lo mas "chic" para comer el postre mas famoso de la zona que era una especie de mil hojas que estaba muy bueno pero era muy difícil de comer.

El famoso postre de Bled


Aburridos ya de Bled nos fuimos para Ljubljana y como teníamos alguna hora libre pues nos decidimos por visitar una zona que es un parque gigante, llegados allí vimos un museo de arte moderno el cual era gratis y decidimos visitar. El Arte Moderno tiene mucha dificultad de comprensión para la gente que no esta muy puesta lo que incluso crea enfado en algunos (El señor Ismael se fue enfadado porque le tomaban el pelo XDDD). después de salir de allí fuimos hacia el parque disfrutando de una exposición de fotografías sobre el medio ambiente que eran bastante impresionantes, dándonos cuenta de que es una ciudad muy influida por el arte, nada que ver con casi todas las demás ciudades europeas.




Ejemplo de arte Moderno "diferente"

Que conste que tambien había alguna obra mas tradicional


Parte del parque exterior de la capital eslovena


Cuando salimos del parque nos fuimos para el hostal y recoger las mochilas para ir caminando a la estación. Cenamos divididos porque algunos querían Mcdonalds y en mi caso me niego a comer Mcdonalds cuando voy de viaje (incluso en Zaragoza me cuesta mucho también).
A las 21 nos subimos al tren camino a Zagreb ( 11€ ), al llegar allí se vio que eso no era lo mismo que lo que habíamos abandonado, Zagreb es una ciudad mucho mas típica que la idílica Ljubljana con pintas de urbe postmoderna, sucia y no acogedora.
Llegamos al hostal(12.50€ Youth Hostel Zagreb) que estaba muy cerca de la estación de tren y nos encontramos con una señorita Rottenmeier en versión multilingüe y croata que nos echo la bronca ya dos veces y acabábamos de llegar!
Hay que decir que el hostal de Zagreb al que fuimos es uno de los hostales menos acogedores en los que he estado, no se porque pero tiene un halo negativo que nos influyo bastante.


Habitacion del hostal de Zagreb


Nos toco compartir habitación con una pareja de jóvenes americanos(uno con un gorro la mar de curioso) que se fueron de juerga mientras nosotros buscamos algún sitio para echar una pivo, acabando en un bar pijín donde nos entretuvimos viendo pases de ropa interior XDD
Al final volvimos no muy tarde a la habitación porque madrugábamos bastante al día siguiente.